14 de septiembre de 2014

Semilla voladora


Acostumbrado como estoy 
a que ciertas apariencias se combinen de una manera, 
infiero de la presentación de una, 
la proximidad de otra.

Kant 

(filósofo del más acá)

*

12 de mayo de 2014

La inmortalidad_ Milan Kundera

...
Se iba, en bañador, dando la vuelta a la piscina. Pasó junto al instructor y cuando estaba a unos tres o cuatro pasos de distancia volvió la cabeza, sonrió, e hizo con el brazo un gesto de despedida. ¡En ese momento se me encogió el corazón! ¡Aquella sonrisa y aquel gesto pertenecían a una mujer de veinte años! Su brazo se elevó en el aire con encantadora ligereza. Era como si lanzara al aire un balón de colores para jugar con su amante. Aquella sonrisa y aquel gesto tenían encanto y elegancia, mientras que el rostro y el cuerpo ya no tenían encanto alguno. Era el encanto del gesto, ahogado en la falta de encanto del cuerpo. Pero aquella mujer, aunque naturalmente tenía que saber que ya no era hermosa, lo había olvidado en ese momento. Con cierta parte de nuestro ser vivimos todos fuera del tiempo. Puede que sólo en circunstancias excepcionales seamos conscientes de nuestra edad y que la mayor parte del tiempo carezcamos de edad. En cualquier caso, cuando se volvió, sonrió y le hizo un gesto de despedida al joven instructor (que no pudo contenerse y se echó a reír), no sabía su edad. Una especie de esencia de su encanto, independiente del tiempo, quedó durante un segundo al descubierto con aquel gesto y me deslumbró.
...


17 de abril de 2014

Lo de Vila-Matas en Kassel es una cabaña



...

    A modo de simple defensa personal, había decidido darle la espalda al mundo extraviado e irrecuperable. Y por eso la idea de intentar montarme en Kassel por las tardes un lugar de meditación me parecía que tenía bastante sentido, desde luego mucho más que el mundo; podría en mi "cabaña para pensar" dedicarme a cavilar sobre la alegría, por ejemplo, y tratar de verla como algo próximo al núcleo central de toda creación; la cabaña me ayudaría a concentrarme en el arte: era después de todo una oportunidad para intentar emular modestamente a personas de las que admiraba gestos, personas que habían sabido en su momento sumergirse en esos espacios mínimos tan grandes para la reflexión solitaria
 ...
Enrique Vila_Matas. "Kassel no invita a la lógica".

7 de marzo de 2014

Aviones de la pausa.


No es tan inusual
con un retal
de piqué rojo flotar.

*

19 de febrero de 2014

La educación encierra un tesoro



Cuatro elementos fundamentales de la educación: 
Aprender a conocer, 
aprender a hacer, 
aprender a vivir juntos y 
aprender a ser. 

  Jacques Delors (1997) 

*

3 de febrero de 2014

Shut Up


Punch Drunk Love
Embriagado_de_amor

En esta peli, muy buena de a pesar de Sandler,
 " me devocioné" por Emily Watson 
 la música de Jon Brion
y el gran Philip Seymour Hoffman.

*

10 de enero de 2014

Kaurismäki, kafka y los niños emboscados.

...
Detrás del follaje distante pasaba un tren, todos los vagones estaban iluminados, las ventanillas herméticamente cerradas. Uno de nosotros entonaba una cantinela, pero todos queríamos cantar, nuestras voces eran más veloces que el tren, balanceábamos los brazos porque las voces no bastaban, las voces nos arrastraban a un tumulto que nos hacía bien. Cuando una voz se mezcla con otras es como si se lo llevaran a uno con un anzuelo.

Así de espaldas al bosque cantábamos para los oídos de los viajeros lejanos. En el pueblo los mayores seguían despiertos, las madres preparaban las camas para la noche, ya era la hora. Besaba al que estaba a mi lado, ofrecía mi mano a los tres que estaban más cerca y echaba a correr por el camino sin que nadie me llamara.
En el primer cruce donde ya no pudieran verme me volvía y atravesando campos retornaba al bosque. 




Quise ir a la ciudad del sur
 de ella decían en nuestro pueblo:
        allí hay gente extraña, imagínense, no duermen,
Pero por qué,
        porque nunca están cansados,
Pero por qué,
        porque están locos
¿Y los locos nunca se cansan?
        cómo van a cansarse los locos

...




Lo que se está leyendo pertenece a "Niños en la carretera" de Franz Kafka.
Ocurre en la película de Aki Kaurismäki El Havre

*

5 de enero de 2014

Dos laberintos nunca chocan (en toda una eternidad)


Sin querer, queriendo
a Buda decapité

tuvo arreglo con harina
y su poco de cúrcuma

-cuando volví a mirar
un día después-

un caracolito
estaba dando su aprobado.

Si por una de esas cosas,
 Buda quisiera oír el mar
solo tendría que resonar.
 
...
Masilla de harina, agua y cúrcuma:
Infalible para atraer caracoles
y pegar la cabeza rota de Buda, 
dicho en otras palabras.

28 de diciembre de 2013

Hennig y su chica lectora

 

Todo estaba bien en casa de Hennig, hasta que falló el trabajo, 
las facturas eran una pesadilla.
Cortaron la luz, se agotaron las baterías

Nadie reprochó a la chica que vendiera su cuerpo, eso sí,
añoramos su mano izquierda;
ella solía tener buena mano izquierda.

21 de diciembre de 2013

Dar cordel

   Aunque se quede viudo dale cordel o pierda dale cordel, dale  un colmillo, dale cordel, dale  un gato dale cordel, dale siempre es  un gato.



9 de diciembre de 2013

Azar / Raza





Ejercemos un arte mínima, pobre, no vendible,
salvo en contadas ocasiones, nunca públicas, igual
que ésta, aquí, en la tarde, en la hora incierta de la
absoluta desaparición.

"No amanece el cantor"  José Angel Valente

19 de octubre de 2013

Las peras del olmo / Octavio paz


La realidad –todo lo que somos, todo lo que nos envuelve, nos sostiene y, 

simultáneamente, nos devora y alimenta– 

es más rica y cambiante, más viva, que los sistemas que pretenden contenerla. 







A cambio de reducir la rica y casi ofensiva espontaneidad de la naturaleza 

a la rigidez de nuestras ideas, 

la mutilamos de una parte de sí, la más fascinante: 

su naturalidad.

...


...

No quiero decir, naturalmente, que la técnica sea el conocimiento. 
Pero aun cuando sea imposible extraer de todo conocimiento
una técnica –o sea: 
un procedimiento para transformar la realidad– 
todos los conocimientos son la expresión de una sed de apoderarnos, 
en nuestros propios términos y para nuestros propios fines, 
de esa intocable realidad.

*

9 de octubre de 2013

Día de la Comunidad, ayer, hoy, mañana.


Ayer bajando por la cuesta de la fábrica me encontré un Tapies, creo.


Los riojanos llamaron anoche
desde un punto cualquiera entre Zaragoza y Teruel,
iban buscando una gasolinera iluminada,
una de esas grandotas donde duermen
los camiones y los autobuses
que cruzan la península. Uno de esos ingenios
del descanso en ruta
con aspecto extraterrestre,
donde contracturados pasajeros
pueden ir al baño y comer algo triste,
 Pero la cervecita,
esa medicina
del viajero deshecho, nunca falla.

Hoy aquí es fiesta, esperamos tranquilamente
el discurrir
de las horas,
mañana jueves
queda algo lejos aún,
de modo que desde esta isla
de las nueve y treinta,
Comunidad, yo te mando un egun on.

*

.

5 de octubre de 2013

Perla desafía la ley gitana: se fue a vivir con el Pololo



 

Da y te será dado,




Pero dar vida no es tan fácil.

No significa dispensarla a cualquier necio


ni dejar que los muertos vivientes te devoren.


Significa encender el principio de vida allí donde no estaba,


incluso si es tan sólo en la blancura de un pañuelo recién lavado.
D. H. Lawrence. 

 "Somos los transmisores"




8 de septiembre de 2013

Haiku cómico n. 5


La rana

infla el buche

ante las nubes que traen la lluvia


Chiyo-jo







6 de septiembre de 2013

18 de agosto de 2013

Palabras pero no lenguaje


Hay libros tan vivos

que temes que cambien antes de haber tenido tiempo de terminar de leerlos, 

al igual que un río cambia; viven mientras tú también vives, 

al igual que un río pasa y se va. 

Nadie ha entrado dos veces en el mismo río. 

¿Habrá entrado alguien dos veces en el mismo libro?

 de "Mi Pushkin" de Marina Tsvietáieva

...

El poeta __ trae de lejos las palabras

Al poeta __ las palabras le llevan lejos

Primeros versos del primer poema del ciclo "El poeta" Marina Tsvietáieva






DE MARZO DEL ´79

Cansado de todos los que llegan con palabras,

pero no lenguaje, 

parto hacia la isla cubierta de nieve.

Lo salvaje no tiene palabras.

¡Las páginas no escritas se ensanchan en todas direcciones!

Me encuentro con huellas de pezuñas de corzo en la nieve.

Lenguaje, pero no palabras.

de "El cielo a medio hacer" . Tomas Tranströmer


*

6 de agosto de 2013

Esperanza en los viajes de Cortázar






Cuando los famas salen de viaje, sus costumbres al pernoctar en una ciudad son las siguientes: Un fama va al hotel y averigua cautelosamente los precios, la calidad de las sábanas y el color de las alfombras. El segundo se traslada a la comisaría y labra un acta declarando los muebles e inmuebles de los tres, así como el inventario del contenido de sus valijas. El tercer fama va al hospital y copia las listas de los médicos de guardia y sus especialidades.

Terminadas estas diligencias, los viajeros se reunen en la plaza mayor de la ciudad, se comunican sus observaciones, y entran en el café a beber un aperitivo. Pero antes se toman de las manos y danzan en ronda. Esta danza recibe el nombre de "Alegría de los famas".

Cuando los cronopios van de viaje, encuentran los hoteles llenos, los trenes ya se han marchado, llueve a gritos, y los taxis no quieren llevarlos o les cobran precios altísimos. Los cronopios no se desaniman porque creen firmemente que estas cosas les ocurren a todos, y a la hora de dormir se dicen unos a otros: "La hermosa ciudad, la hermosísima ciudad". Y sueñan toda la noche que en la ciudad hay grandes fiestas y que ellos están invitados. Al otro día se levantan contentísimos, y así es como viajan los cronopios.

Las esperanzas, sedentarias, se dejan viajar por las cosas y los hombres, y son como las estatuas que hay que ir a verlas porque ellas ni se molestan.

Julio Cortázar
Historias de cronopios y de famas.

23 de julio de 2013

27 de junio de 2013

Nota para mí


don´t
c       e
w
u

u        d


21 de junio de 2013

Descalzarse para entrar en el otro ( anónimo)





Descubrí cómo habitualmente entro en el interior de cada uno 
de mis amigos, de mis hermanos
sin descalzarme,
simplemente entro: sin fijarme en el modo, entro.





Me di cuenta de cuántas cosas del interior de mis hermanos 
se me pasan por alto,
las desconozco, no las tengo en cuenta... 

por entrar calzado




Pude comprobar también cómo, descalzo, caminaba más lentamente;
no usaba mi ritmo habitual y trataba de pisar con más suavidad
Donde mis zapatillas habían dejado marcas, mi pie no las dejaba.






Pensé entonces cuántas marcas habré dejado 
en el corazón de mis hermanos 
a lo largo del camino 
y experimenté un gran deseo de entrar en los otros
sin dejar un cartel que diga:
“aquí estuve yo”.



11 de junio de 2013

Luces de bufón ¿Qué sería de este corral nublado?






DON LATINO.- Max, vámonos a morir a Inglaterra. Apúnteme usted las señas de ese Gran Hotel, Don Gay.

DON GAY.- Snt James Squart. ¿No caen ustedes? El Asilo de Reina Elisabeth. Muy decente. Ya digo, mejor que aquí una casa de tres pesetas. Por la mañana té con leche, pan untado de mantequilla. El azúcar algo escaso. Después, en la comida, un potaje de carne. Alguna vez arenques. Queso, té... Yo solía pedir un boc de cerveza, y me costaba diez céntimos. Todo muy limpio. Jabón y agua caliente para lavatorios, sin tasa.

DON LATINO.- Lo dicho. Me traslado a Inglaterra. ¿Don Gay, cómo no te has quedado tú en ese Paraíso?

DON GAY.- Porque soy reumático y me hace falta el sol de España.

ZARATUSTRA.- Nuestro sol es la envidia de los extranjeros.

MAX .- ¿Qué sería de este corral nublado? ¿Qué seríamos los españoles? Acaso más tristes y menos coléricos... Quizá un poco más tontos... Aunque no lo creo.

"Don Latino.- ¡Te has muerto de hambre, como yo voy a morir, como moriremos todos los españoles dignos! ¡Te habían cerrado todas las puertas, y te has vengado muriéndote de hambre! ¡Bien hecho! ¡Que caiga esa vergüenza sobre los cabrones de la Academia! ¡En España es un delito el talento!"

"Otro sepulturero.- En España el mérito no se premia. Se premia el robar y el ser sinvergüenza. En España se premia todo lo malo."



Fragmento de "Luces de Bohemia" (1920) de Ramón Mª del Valle-Inclán
 

23 de mayo de 2013

Fila acera


 Yo

estudiante en las multitudes

la calle y alrededores, España

tengo x años de 
  
bogeria de fer coses boniques.

Educación pues  

las multitudes










Trayectoria profesional y académica

Extracto

No hay nada perezoso en el deambular recreativo sino, más bien, un modo de aprehender la compleja riqueza del paisaje urbano.
(aprender - capturar - pillar ;-)

Quizá me sentiré plena el día que establezca mi morada en el corazón de la multitud, entre el flujo y reflujo del movimiento, en medio de lo fugitivo y lo infinito.
Quiero estar en el centro del mundo, y sin embargo pasar desapercibida. Menos para ti. Quiero que tú siempre me encuentres, serte accesible en cualquier tiempo y lugar, porque tú, eres yo y eso es todo.




Experiencia

Espectadora de fila cero
me pasaría leyendo la dirección de la calle Merla
la calle Chochín
la calle Abejaruco
la vida.



Viajes a pie
 vuelos




Exploración urbana, 
abierta a todas las vicisitudes y las impresiones que salen al paso. 
Leo en otras caras 
a sus seres queridos que están en otro lugar 

 y así, me parece, 
que se envían postales de los años setenta muy cariñosas.


Elx en una palabra infinita 

con una palmera una casa

 y dos txavorrineshaciendo el amor.

Soy un poco mejor desde

disiempre de 1980 – mayo de 2013 (x años y  meses)

*

8 de mayo de 2013

¿Ya le contaron lo del palacio de justicia?


Qué hermosa lengua
la que se desliza
en un un espejo lagomorfo

*

24 de abril de 2013

Barro tal vez


Si no canto lo que siento
me voy a morir por dentro.
He de gritarle a los vientos hasta reventar
aunque sólo quede tiempo en mi lugar.

Si quiero me toco el alma
pues mi carne ya no es nada.
He de fusionar mi resto con el despertar
aunque se pudra mi boca por callar.

Ya lo estoy queriendo
ya me estoy volviendo canción
barro tal vez....

Y ésta es mi corteza
donde el hacha golpeará
donde el río secará para callar.

Ya me apuran los momentos
ya mi sien es un lamento.
Mi cerebro escupe ya el final del historial
del comienzo que tal vez reemprenderá.

Si quiero me toco el alma
pues mi carne ya no es nada.
He de fusionar mi resto con el despertar
aunque se pudra mi boca por callar.

Ya lo estoy queriendo
ya me estoy volviendo canción
barro tal vez...

Y ésta es mi corteza
donde el hacha golpeará
donde el río secará para callar.


Para un amigo,
él no ignora lo que es.

*